Cuando los chicos de Beading.es nos contactaron para ver de qué manera podíamos colaborar, no estábamos muy seguros de cuál sería la mejor forma de hacerlo. En StreetRunners no tenemos ni un banner de publicidad, porque creemos que la calidad de nuestro contenido ha de primar sobre todo lo demás. Sin embargo, el producto parecía interesante, por lo que llegamos a un acuerdo: nos enviarían una muestra de su Show Wax y nosotros haríamos un análisis objetivo, diciendo lo que nos gustase y lo que no. Accedieron a ello, y fruto de esa conversación hoy estáis leyendo este reportaje.Mientras esperaba a recibir la cera de muestra, me paré a pensar: ¿a quién se le ocurre empezar un negocio así desde cero, con la cantidad de grandes marcas dedicadas a la venta de productos de detailing? Si bien es cierto que en España este mundillo ha empezado a cobrar auge en los últimos tiempos, en otros países, especialmente Estados Unidos, llevan años especializados en el tema, por lo que decidí preguntarles directamente. La respuesta que me dio Tito, uno de los fundadores, resolvió todas mis dudas. Al fin y al cabo, son unos apasionados del tema y al no encontrar productos como los que buscaban en el país, decidieron crear el suyo propio:

“Pues en esto empezamos 3 amigos. Miguel, Marcos y yo. Sobre el 2001-2002, cuando teníamos entre 18 y 20 años, adquirimos nuestros primeros coches y en pleno auge de Internet descubrimos “algo” que hacían en USA llamado detailing, que consistía en cuidar los coches con productos específicos de limpieza y tenerlos siempre impecables. Mis padres tienen una casa con un patio grande y espacio suficiente para poder trastear, por lo que empezamos a probar productos que comprábamos en Estados Unidos (en aquella época el cambio dólar-euro permitía que, incluso con el precio añadido del envío, saliera a cuenta pedirlos allí). Al final, como tener unos productos te animaba a comprar otros y así sucesivamente, sin darnos cuenta acabamos teniendo un buen arsenal y manteniendo impecable todo el parque móvil de nuestros amigos y familia.

Pasado un tiempo descubrimos que esta afición también había llegado a Reino Unido, cosa que nos sorprendió mucho dado su clima: la mayoría de grandes empresas de detail están ubicadas en California, donde la lluvia brilla por su ausencia. También nos llamó la atención el uso intensivo y la gran gama de ceras que utilizaban para que el coche durase más tiempo limpio (la capa de protección que da la cera permite que el agua resbale sobre la carrocería), y cómo les apasionaba el acabado de “coche mojado”, o wet look. Y así fue como, tras probar diferentes tipos de ceras, quedamos fascinados con el acabado que daba a los coches este producto. Llegamos a la conclusión de que no había tanta diferencia entre la calidad de los productos para el lavado del coche en sí (champú, limpiallantas, etc.), sino que lo que realmente marcaba la diferencia era conseguir un buen acabado, y en ese aspecto la cera en pasta nos conquistó.

Dado nuestro interés por estos productos, tras leer e investigar sobre el tema, vimos que precisamente UK era un país donde, a diferencia de grandes multinacionales de otros países, muchas marcas fabricaban y envasaban la cera de forma totalmente artesanal. Hay que decir que en el mundo del detailing, o del carcare en general, hay mucha “marquitis” y no todos los productos que se fabrican valen lo que cuestan o tienen una calidad marcadamente superior. Tras probar muchas, muchas ceras, encontramos a 3-4 fabricantes cuyos productos nos parecían excepcionales, ya que el acabado obtenido con sus productos era muy superior a lo esperable por su asequible precio… y como hoy en día volar a UK es fácil y barato, hicimos un primer viaje por Inglaterra y Escocia para ver esas fábricas con nuestros propios ojos y conocer a sus dueños: de ahí surgió Beading. Más que una marca o un negocio, fue concebida como un medio para que los entusiastas podamos disfrutar de productos totalmente artesanales y de calidad pero a un precio contenido.

Respecto a la aplicación, también queríamos que fuera algo accesible a todo el mundo: como el clima en España es más cálido y seco que el de UK, buscamos un producto de fácil aplicación y retirada. Finalmente lanzamos nuestra Show Wax: una vez el coche esté limpio y seco, simplemente hay que mojar la esponja aplicadora en el envase, extenderlo en un panel del coche, esperar unos minutos y retirarlo con una toalla de microfibra para disfrutar de un acabado digno de exposición.”

Con una introducción a la marca y al producto así, tenía muchas ganas de comprobar por mí mismo si realmente era tan bueno, así que saqué mis (todavía pocos) utensilios de detailing y le pegué una buena lavada al coche usando el método de los dos cubos y un champú normalito. Después lo sequé con una toalla de microfibra y lo dejé unos 10 minutos al sol para que acabara de secarse la capota y algún otro recoveco.Con el coche ya bien seco, lo muevo hasta una zona más amplia para trabajar mejor y me dispongo a aplicar el producto. Lo primero que me sorprende al abrir el envase es el buen olor que desprende, un olor dulzón que me recuerda a una mezcla entre vela aromática y gominolas. Unto un poco de cera en la esponja aplicadora y empiezo por una de las aletas delanteras.

He de decir que siempre había pensado que estos productos se aplicaban con pulidora orbital eléctrica y no a mano, así que estoy expectante por ver cómo queda, ya que una de las razones por las que todavía no dispongo de cera en mi pequeño arsenal es por el desembolso que supone no sólo el producto, sino también una pulidora a la altura. Si realmente se obtienen resultados parecidos aplicando el producto de Beading a mano, va a ser una opción muy a tener en cuenta para darle ese toque extra de brillo a la carrocería a un precio asequible.La cera se va adhiriendo perfectamente a la carrocería mientras la aplico usando movimientos circulares con la esponja. Sin mucho esfuerzo acabo el primer panel y dejo que la cera actúe durante unos instantes. Tras esperar, la retiro con otro trapo de microfibra limpia y observo los resultados. Parece que tiene un brillo algo superior, pero quizá la aleta no es el mejor sitio para comprobarlo, y menos aún con el día que hace, bastante nublado.Decido entonces hacer otra prueba. Aplicaré el producto en el capó, uno de los paneles que más castigados tengo, pero lo haré sólo en una mitad. Encinto el capó y procedo a encerar la mitad izquierda. Tras el mismo procedimiento de aplicación y retirada, retiro la cinta para poder apreciar mejor las diferencias.A la vista quedan:Desde luego no me esperaba que un producto con una aplicación tan sencilla diera estos resultados. Haciendo un 50/50 es como realmente se aprecia la diferencia entre tener un coche simplemente limpio o encerado. Visto el éxito, acabo de darle a todos los paneles y le hago unas fotos a mi coche, que pese a los defectos de pintura en casi todos los paneles que aún tengo que corregir (maldito tiempo), nunca ha brillado tanto. Aunque este tipo de productos son especialmente buenos en colores oscuros, el gris plomo de mi MX-5 también parece que es muy agradecido y la verdad es que la profundidad del color ha ganado varios enteros.

Algo con lo que no contaba es con que lloviera justo después de haber lavado el coche. Aunque al principio me llevé un disgusto, la verdad es que no hay mal que por bien no venga, y tras llegar al parking donde guardo el coche y aparcarlo pude apreciar perfectamente cómo trabaja la cera aplicando una película protectora a la carrocería y haciendo que el agua resbale. De ahí viene el nombre de la marca, Beading, que en inglés se refiere al efecto hidrofóbico que otorgan estos productos y dan ese acabado tan característico cuando se moja el coche. Mi coche tiene poca superficie de chapa donde aplicar el producto, ya que el techo es de lona, así que calculo que con la cantidad que hay en un bote tendré para unas 4-5 aplicaciones. Para otro tipo tipo de coches, seguramente se vean reducidas a 3-4, que para los 12 euros que cuesta lo veo una compra estupenda. No voy a extenderme más en mi opinión porque no soy ningún experto, pero siendo objetivo, creo que es un buen producto y a un precio más que aceptable dentro de la gama de ceras para coche existentes hoy en día. Si, como yo, nunca habíais encerado vuestro coche por no disponer del material suficiente o creer que había que tener mucha mano aplicando el producto, lo que ofrece Beading me parece una muy buena alternativa. Sinceramente, en StreetRunners estamos muy contentos de poder colaborar con una marca con una visión tan parecida a la nuestra, y esperamos poder crecer juntos.

Si vosotros también queréis comprobar qué tal es la show wax, o cualquiera de los otros productos de la gama de Beading, que sepáis que disponéis de un 5% de descuento en todos los pedidos con el código STREETRUNNERS.