Hay ciertos coches cuyo nombre nos hace pensar irremediablemente en su pedigree en competición, y eso es precisamente lo que pasa con la saga Impreza. Estos Subarus son prácticamente sinónimo del Campeonato Mundial de Rally, especialmente su generación más emblemática, la primera.

Para todos los aficionados al motor que nacimos en los 80, el debut en el año 93 del mítico Impreza en el WRC nos impactó de lleno. Esas balas azules pilotadas por Colin McRae y más tarde por el máximo exponente patrio en dicha disciplina, Carlos Sainz, hicieron soñar a toda una generación: ya fuera viendo las etapas por televisión, jugando con los coches de RC y Scalextric o incluso disfrutando del genial Colin McRae Rally en nuestras PlayStation, todos soñábamos con poder pilotar algún día una de esas máquinas en la realidad.Mikel, el propietario del Impreza de este reportaje, fue uno de esos niños. Lo que empezó como una simple afición fue creciendo con él hasta el punto de estudiar automoción, y aquel anhelo por ponerse tras el volante de una de esas bestias niponas con las que tanto había fantaseado le llevó a hacerse con un Impreza de primera generación.

Como todas las unidades nacionales, la que Mikel adquirió era un Impreza GT de 4 puertas. Eso sí, en su motorización más potente comercializada en España. Gracias a sus estudios de automoción y a su trabajo en el sector lo convirtió en su proyecto a largo plazo, potenciándolo y modificándolo a su gusto a lo largo de los años, pero siempre tuvo la espinita clavada de no haber podido conseguir un coupé lo más parecido posible a aquel coche oficial del WRC que veía volar por tramos de montaña. Así que, llegado el momento, se propuso hacerse con uno de los exclusivos Imprezas coupé que sí se vendieron en otros mercados.Con su nuevo proyecto decidido y la búsqueda en marcha, no tardó mucho en encontrar una buena base: la primera unidad que vio a la venta en el mercado de ocasión del Reino Unido fue suya. El hecho de que además fuera una edición limitada a 1000 unidades P1 de Prodrive hizo que ni tan siquiera se preocupara en exceso del estado del coche, pues tenía planes de dejarlo mejor que salido de fábrica.

Antes de seguir, un poco de historia para quienes no conozcáis esta edición: en Reino Unido, Subaru sólo puso a la venta los Impreza UK Turbo, lo que en España conocemos como el GT Turbo (lo mismo que un Impreza WRX, 218cv y 4 puertas). Sin embargo, en Japón Subaru puso a la venta el modelo STI con 2 puertas, y los importadores vieron en este modelo una oportunidad de oro: empezaron a traerlos directamente del concesionario nipón a las islas y a venderlos por su cuenta, afectando así a las ventas de Subaru en el país. Para solucionarlo, Subaru encargó a Prodrive una edición especial limitada a 1000 unidades de STI 2 puertas con especificaciones para el mercado de Reino Unido. Esta edición incluía un nuevo tapizado de los asientos, alerón y lip delantero exclusivos, llantas OZ Prodrive de 17 pulgadas (18 como opción), frenos Falcon Prodrive, ABS, una puesta a punto de suspensiones, desarrollo final de caja de cambios más largo y eliminación del diferencial central electrónico. Es decir, el P1 fue la respuesta de Subaru UK al bajón de ventas producido por las importaciones en el mercado gris.Comprar coches en la isla vecina siempre es una lotería, ya que aunque los precios son muy tentadores nunca se puede saber al 100% lo que se va a encontrar. Por suerte, a excepción de la afición por las pegatinas de su anterior dueño y unas llantas de un color de dudoso gusto, el coche estaba en excelente estado. Como todo coche proveniente de Reino Unido tenía algo de óxido en algunas zonas del chasis.

Con el coche ya en manos de Mikel, lo primero que se hizo fue desmontarlo entero. Se sanearon las zonas afectadas por el óxido y se le trasplantaron las piezas ya mejoradas de su Impreza GT, como el motor, la caja de cambios o los diferenciales, eligiendo lo mejor de cada coche para usarlo en el coupé.Durante estos más de 4 años siempre tuvo claro cual era su objetivo para el coche: por un lado, dejarlo lo más fiel posible estéticamente al coche oficial de Subaru, y por el otro, hacer un coche lo más eficaz posible para circuito y tramo.

Aunque tras el trasplante de algunas piezas el coche ya era una bestia, pues llevaba el muy potenciado motor de su anterior Impreza y una caja de cambios de STI JDM de 6 velocidades -también heredada de su anterior GT- la lista de modificaciones fue creciendo más y más: desde elementos de seguridad, como una jaula antivuelco o unos enormes frenos firmados por APRacing a elementos dinámicos, como suspensiones de cuerpo roscado Tein o estabilizadoras Whiteline.Una vez mejorados todos los aspectos posibles en lo que respecta al manejo del coche, era momento de que tuviera un aspecto a la altura de las modificaciones realizadas. La estética también ha corrido por cuenta de Mikel, y es que aunque se considera un profano en la materia, la instalación del kit de ensanche que lleva el coche la ha realizado él mismo. Esto tiene más mérito aún ya que no son unos simples aletines atornillados, sino que para replicar la estética de la versión P2000 del Impreza toda la aleta se ensancha unos 60mm. El proceso para conseguir este nuevo ancho de vías fue muy laborioso, pues tuvo que cortar no solo las aletas traseras de serie por completo, sino todo el paso de rueda interior… ¡y todo esto sin ser chapista! La idea original de Mikel era hacer una réplica del Subaru del WRC del 2000, su favorito. Pese a ser muy similares desde el modelo del 97, los Impreza del campeonato de rally presentan pequeñas diferencias entre ellos, principalmente en el paragolpes delantero y alerón trasero, además de variar en el ancho de vías. Para poder transformar su Subaru, Mikel estuvo recolectando piezas durante meses: consiguió las aletas delanteras, paragolpes y llantas OZ de magnesio originales de un particular, y el resto (aletas traseras, alerón, taloneras y aireadores del capó) los compró a Yuri Antonenko, un chico ruso que se dedica a hacer réplicas del kit original en fibra.

El color también está a la altura del resto de modificaciones del coche: el azul WRC del año 2000 es un color exclusivo que no tiene código y nunca se ofreció como opción en los concesionarios, pero gracias a haber conseguido los paragolpes originales usados, su pintor pudo replicar a la perfección el tono de azul del Impreza de rally.Todas estas modificaciones hacen a este Impreza bastante más radical que la versión oficial de calle más extrema que sacó Subaru sobre este chasis: el mítico y valoradísimo 22B, que pese a tener más anchura de vías que el coupé normal no llegaba a tener la presencia del Impreza con kit P2000, y que aunque montaba un 2.2 litros que daba unos muy respetables 350cv, están bastante lejos de los 420cv (medidos en el banco de GMC Sport, donde Gerard Murgadella ajustó personalmente el mapa del coche) que da la unidad de Mikel.Lo cierto es que, además de tener modificaciones mecánicas a la altura, es un coche que llama la atención. De hecho, el día que fuimos a hacer las fotos nos encontramos por casualidad con otro periodista del motor que estaba probando un par de BMWs cuyo precio supera con creces los 200.000€, pero en cuanto vio el Impreza de Mikel se olvidó de los alemanes y no paró de hacerle fotos al nipón. Como curiosidad, pese a lo brutal del coche el dueño nos comentaba entre risas que por lo que más le preguntan los vecinos no tan aficionados al mundo del motor no es por las modificaciones realizadas, sino por el volante a la derecha. Al preguntarle sobre sus planes de futuro para el coche, la respuesta es clara: “En 2018 voy a exprimirlo en circuito”. Por lo que nos consta, está cumpliendo su palabra y ya se ha dejado ver por algunos circuitos de la geografía española. Respecto al coche en sí, cualquiera que se haya embarcado en un proyecto así sabrá que uno nunca es capaz de dar el proyecto por acabado, y, aunque medio en broma, Mikel nos cuenta que ya tiene una idea de cuál será el siguiente paso para mejorar más aún el que seguramente sea uno de los mejores Imprezas de España e incluso de Europa. Sin embargo, lo que lo hace aun más especial si cabe es que todo está hecho por su dueño, abanderando ese lema que tanto nos gusta de “built not bought”, hecho, no comprado, y que evidencia que con ilusión, dedicación y trabajo duro los sueños que se tienen de niño pueden convertirse en realidad.

Nota: Aprovechamos para dar la bienvenida oficial al nuevo miembro del equipo, Albert (AVPWorks), que ha podido apartar algo de tiempo para marcarse este pedazo de reportaje fotográfico. ¡Echadle un ojo a su galería en Instagram y seguidle si no lo hacíais ya!


RESTO DE IMÁGENES


MOTOR Y TRANSMISIÓN

  • Motor EJ257 con culatas de EJ207
  • Pistones JE
  • Bielas Manley H-Plus
  • Casquillos de biela Cosworth
  • Bomba de aceite Cosworth 10mm
  • Árboles de levas Cosworth
  • Cárter Cosworth
  • Muelles de válvula Brian Crower
  • Tornillos de culata ARP
  • Turbo Owen Developments
  • Colectores de escape Kakumei
  • Línea artesanal Oppentech
  • Rampas de inyección CDF Racing
  • Inyectores Injector Dynamics de 1000cc
  • Embrague bi-disco HKS
  • Intercooler Radtec
  • Radiador de agua Lateral Performance
  • Filtro de aire K&N
  • Radiador de aceite MoCal
  • Colector de admisión invertido
  • Caja de cambios STI 6 velocidades JDM con relación cerrada y DCCD
  • ECU Link G4+
  • Bomba de gasolina Roger Clark Motorsport y bomba externa Bosch

SUSPENSION Y TREN DE DIRECCIÓN

  • Tein Ultimate Spec Super Racing Circuit 
  • Estabilizadoras Whiteline regulables
  • Anti-lift kit Whiteline
  • Barra inferior delantera Whiteline
  • Barra de torretas delantera STI carbono
  • Barra de torretas trasera Tein

FRENOS

  • Pinzas APRacing delanteras de 6 pistones
  • Discos delanteros 355mm Brembo Gold
  • Pinzas traseras APRacing 2 pistones
  • Discos traseros 310mm Brembo Gold
  • Pastillas Ferodo DSUNO
  • Latiguillos metálicos HEL

EXTERIOR

  • Aletas WRC P2000
  • Paragolpes WRC P2000
  • Taloneras WRC P2000
  • Alerón WRC P2000
  • Llantas OZ Magnesio WRC

INTERIOR

  • Volante Nardi
  • Backets Sparco Prodrive WRC
  • Jaula Antivuelco Ingarsa Sport